8 dic. 2007

Maldito escalón


Y hablo literalmente. Hay escalones con los que uno se encuentra, y tras salvar el pie del esguince piensa, quien será el imbécil que ha puesto un escalón ahí, eso mismo dije yo esta tarde cuando entre en un portal y casi me parto la boca. El escalón, tantas veces maldito, figura metafórica de las dificultades de la vida. Cuantos escalones de balde, tan odiados, detestados y despreciados gratuitamente, tanto como el que los puso de gorra. Habría que dedicarle un fandango como al tomate, al estilo de alosno….
Tomateee…….
que culpa tiene el tomateee,

que esta tranquilo en su mataa,

y viene un tio malaje…

y lo mete en una lataaa,
que culpa tiene el tomateee…

No hay comentarios: