16 sept. 2007

La última carga

"¡Soldados! Ha llegado la hora del sacrificio. Que cada cual cumpla con su deber. Si no lo hacéis, vuestras madres, vuestras novias, todas las mujeres españolas dirán que somos unos cobardes. Vamos a demostrar que no lo somos".

El 2º escuadrón del Regimiento de Caballería Cazadores de Alcántara se lanzó a la carga, hacia una muerte segura, al mando del Teniente Coronel Dº Fernando Primo de Rivera y Orbaneja, combatió hasta que la columna cruzó el lecho seco del río Igan. Para conseguir tal éxito el Regimiento de Alcántara tuvo que cargar al sable hasta en cuatro ocasiones, sufriendo numerosas bajas ocasionadas por las descargas de fusilería de los rifeños, apostados en la trinchera del río Igan. En su última carga, los caballos no pueden más y los jinetes la realizaron a pié. Durante todo el combate, hombres y caballos cayeron en apretada formación, tal y como se les encontró cinco meses después, la mayoría de ellos al otro lado del río; pero lograron salvar a la columna en retirada del General Navarro hacía Dar Drius. Primo de Rivera perdió su montura en la tercera carga. El Regimiento de Alcántara, recibió por ésta acción la Laureada Colectiva. De los 695 efectivos (presentes) del Regimiento, sólo quedaron 70 heridos y 5 prisioneros. Con la última carga a pie estos soldados escribieron con su sangre la más gloriosa gesta de la historia del arma de Caballería en España.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

gloria y honor para todos los soldados españoles de todos los tienpos que con su sufrimiento y valentia son buenos hijos de su patria viva la demogracia viva españa

Anónimo dijo...

isi entra gue me entre que no bajare ni la espada ni la frente