4 abr. 2007

all'alba vincerò!

Igual que amores, hay días perros, días, que hay que borrar del calendario. Hoy es uno de ellos. Pero la vida sigue, y mañana llegan otros 86.400 segundos que consumir. Levantarse del charco donde el día te empujo, y sacudirte el fango. Con una ducha, de Nessun Dorma , el aria final de Turandot. Nada mejor, que esta inigualable opera de Puccini, magistralmente interpretada por Pavarotti, para, al alba vencer!, all'alba vincerò!, a los días perros, como hoy.Una tirita, para el alma.

Nessun dorma! nessun dorma!
tu pure, o principessa,
nella tua fredda stanza
guardi le stelle
che tremano d'amore
e di speranza.
Ma il mio mistero é chiuso in me,
il nome mio nessun saprà!
no, no, sulla tua bocca lo dirò
quando la luce splenderà!
Ed il mio bacio scioglierà il silenzio
che ti fa mia!
Dilegua, o notte!
tramontate, stelle!
tramontate, stelle!
all'alba vincerò!
vincerò, vincerò!
vincerò!



Subir volumen¡¡¡

5 comentarios:

Covadonga dijo...

Vaya, el tuyo fue el miércoles y el mío ha sido el Jueves Santo. Conozco a alguien a quien también le encanta ese aria.
Un saludo y gracias por pasar por mi blog.

alida dijo...

Siempre hay un día malo, pero nada ocurre al azar, siempre pienso así
Bello video de Pavarotti
Un abrazo de un bello día!!

Hugo dijo...

Bien dicen que para uno que madruga, siempre hay otro que no se acuesta...
Si lo pasaste mal, imagina cómo deben haberlo pasado los que se fueron a acampar en las playas limeñas (perú) y amanecieron con las cosas flotando en el mar que se salió.

Ritica dijo...

Que maravilla. Gracias, ya me siento mejor.

Florencia dijo...

Qué hermoso e inspirador mensaje..
Sabia reflexión amigo!